El pasado 7 de marzo la OMS, confirmo que se habían declarado ya 100.000 casos de COVID- 19 en todo el mundo. Al llegar ese punto de oscuridad en el Planeta, la OMS recordó a todos los países que la propagación del virus debía de frenarse por todos los medios posibles, incluso intentar revertirse mediante medidas enérgicas, de contención y control.

China, Corea, Irán, Italia, España, Francia, son países muy afectado por el virus, que han tomado medidas que denominamos de impacto para reducir el sufrimiento de sus ciudadanos. También para proteger los centros de atención sanitaria, hacer un seguimiento optimo del paciente, preparar los hospitales, clínicas, y poder cuidar de los cuidadores.

La OMS hizo un llamamiento a todos los países, para que sean eficaces a la hora de salvar vidas. Todos los esfuerzos son pocos para detener, contener, controlar, retrasar y reducir el impacto de este virus sobre todo en la etapa temprana del mismo. Así pues, se invito a los ciudadanos a que colaborasen, aislándose voluntariamente o incluso confinándose.

Ganarle tiempo al virus es el objetivo, encontrar tratamientos eficaces, desarrollar vacunas y reducir las muertes. Pareciera que todo iba bien, hasta que el Gobierno de Reino Unido acuño un nuevo termino en la defensa de sus ciudadanos… la inmunidad del rebaño

La estrategia del ejecutivo de Johnson, difiere totalmente de las medidas drásticas impuestas en la mayoría de los países afectados, apuesta por crear el llamado rebaño de la inmunidad, que estaría constituido por ciudadanos que contrajeron el nuevo virus. La idea es retrasar el pico hasta mayo o junio en el Reino Unido, para entonces el 60 o el 70 por ciento de la población habría contraído el virus, a la par que protegen a los mas vulnerables debido a su edad o su patología.

Es claramente una medida poco ética y muy cuestionable la estratégia medica. Mas o menos 47 millones de personas se infectarán en el reino unido, para alcanzar la famosa inmunidad de rebaño. Mas de un millón de muertos y ocho millones de infecciones graves que requerirán atención critica. En el mejor de los escenarios alrededor 236.000 personas morirán en el Reino Unido, bajo el escenario de la masa de inmunidad

Cuando los humanos estamos sujetos a la adversidad a través de nuestra evolución, siempre hemos sobrevivido gracias al altruismo del grupo. Que puede suceder en nuestra evolución si aumentamos la indefensión aprendida ( tal y como UK sugiere). Vamos a aprender que no podemos hacer nada y que no habrá nadie que responda por nosotros en esas circunstancias tan dramáticas y desagradables.

La indefensión aprendida es una teoría que se ha relacionado con la depresión social, con los trastornos mentales resultantes de la percepción de ausencia de control sobre el resultado de una situación. Si en estas circunstancias tan estresantes, tan dramáticas, tan traumáticas, se permiten, estaremos alimentando la doctrina del shock. Le mandaremos un mensaje muy claro a los ciudadanos, que son números, gastos económicos, parte de un rebaño y no seres humanos. Eso le someterá a una ansiedad constante, y será terrible. El provocar a alguien indefensión, ocasionara una serie de desordenes conductuales, tendrá retrasos en sus respuestas voluntarias, manifestara tres déficits. El motivacional, el emocional y el cognitivo. Mas grandes estados de ansiedad y depresión, que le harán poco a poco huella, hasta que sea incapaz de dar soluciones a los problemas mas sencillos.

Me parece sencillamente horrible, desde todos los puntos de vista, primero por la cantidad de inocentes que morirán, y podría claramente considerarse de acuerdo con el derecho internacional con un caso, de negación de ayuda. Crimen de lesa humanidad.

Pero mas terrible aun es darnos cuenta que esta inoculación de indefensión aprendida en el Coronavirus 19, puede marcar una tendencia en el futuro tratamiento de la pandemia, para otros países.

Quizás el gobierno ingles nos esta intentando convencer que debemos aceptar resignadamente la perdida de mas de 236.000 seres humanos, que estos no tienen derechos civiles, y que nos tenemos que resistir sin protestar. Pensando que hagamos lo que hagamos no servirá para nada, pero no es cierto.

Tenemos instrumentos internacionales en ONU, la Carta de los Derechos Humanos, y la Comunidad Internacional. Estamos frente a una pandemia sin precedentes, y no se puede permitir que cada gobierno actué simplemente obedeciendo agendas ocultas, olvidando el supremo derecho de proteger a los ciudadanos. Ningún gobierno tiene derecho a permitir una propagación incontrolada, ya que eso no solo perjudicara a los ciudadanos ingleses, sino también a toda la Humanidad

Los presidentes y los cuídanos del mundo, debemos dar un paso adelante para tener un compromiso conjunto, practicar el altruismo, coordinar respuestas, orientar, distribuir suministros, compartir conocimientos y protegernos los unos a los otros. Ahora mas que nunca, no podemos aceptar lo inaceptable.

Share This
Open chat